De regreso a casa

Onboard flight SQ68 Singapore Airlines.

Después de casi 2 meses en Brasil, es hora de volver a casa. El internship de mi novia en Ouro Preto (Minas Gerais) terminó hace algo más de 10 días y, desde entonces, hemos aprovechado para viajar un poco por el país. Primero fuimos a Rio de Janeiro donde estuvimos algunos días realizando las visitas “must”: Cristo Corcorvado, Pao de Azúcar y el barrio de Lapa, entre otras. Una actividad no tan turística fue nuestra visita a la UPA (Unidad de Pronto Atendimiento), en otras palabras: Urgencias. Era la segunda vez

Rio de Janeiro

Rio de Janeiro

que íbamos desde que empezó nuestra andadura por Brasil, y las dos por lo mismo: una gripe/constipado bastante fuerte, que después de estar tomando antibióticos varios días no termina de curarse. Volvemos a España aún con algunos síntomas aunque ya más leves. Dejando estos contratiempos de lado, la verdad es que Rio de Janeiro parece una ciudad “cojonuda”, y digo “parece” porque realmente no la pudimos disfrutar como se debería. El tiempo no nos acompañó durante esos días y, aunque al final tuvimos la suerte de que la visibilidad desde el Cristo y desde el Pao fue buena, no es la “típica” vista con toda la bahía soleada. La playa de Copacabana realmente es mejor que las de la costa catalana (y Española), pero puede que la hubiera idealizado tanto que me decepcionó un poco, junto con el hecho de que no hiciera un sol radiante. Lo que sí que hicimos en Rio fue comer en un restaurante bastante bueno gracias a la recomendación de Samy4ever. Para los que estáis planeando visitar la ciudad, el restaurante se llama Real Astoria y, aunque es algo caro, creo que las vistas y la calidad de la comida lo valen. Después de las visitas de rigor nos dirigimos en Ónibus (autobuses brasileros) a Angra Dos Reis para “pegar” una barca hacia Ilha Grande. Esa isla es el paraíso para los

Ilha Grande

Ilha Grande

amantes de la naturaleza y de la playa. No recuerdo lugar parecido en cuanto a tener esa combinación tan sick de “selva” y playa con arena blanca y agua cristalina (cuando el viento lo permite). En este post adjunto un par de fotos de la isla porque realmente es una pasada estar ahí. Los días en la isla fueron de semi-relax, ya que andamos bastante pero sin estar estresados, además andar en ese ambiente se hace más llevadero. Si tengo que poner un “pero”, sin duda fue el hostal-posada donde nos alojamos. No sé si runeamos mal la habitación o los días pero, entre un camping que había al lado con la música a tope desde las 9.30am, y que la habitación era algo “cutre”, podríamos decir que esa fue la nota negativa, pero obviamente lejos de que eso pueda amargar unas

Ilha Grande

Ilha Grande

vacaciones. Después de ir a diferentes playas de la isla, gracias también a una excursión que hicimos en lancha, volvimos a Angra dos Reis para emprender el viaje de vuelta compuesto por: 1’5horas de barco (Ilha Grande – Angra Dos Reis) + 4horas espera para el ónibus + 7horas ónibus (Angra – Sao Paulo: Rodoviaria) + 40’ (Sao Paulo: Rodoviaria – Sao Paulo: Guarulhos Aeropuerto) + 8 horas de espera para el vuelo + 10 horas de avión (Sao Paulo – Barcelona). ¡Así que casi ná!

Cambiando radicalmente de tema, supongo que al final jugaré el Estrellas, pero aún no lo tengo confirmado 100% seguro. Por otro lado, seguro que estaré ayudando a Aruale en la cobertura para el EPT de Barcelona. Para los que no os hayáis enterado, los que juguéis algún evento del Festival de Poker de Barcelona y seáis PokerStrategas, hemos quedado el día 27 a las 20:30h en el Ginos del Puerto (muy cerca del Casino) para cenar, cortesía de PokerStrategy.com. ¡Así que ahí os esperamos!

Saludos,

odineH